Inicia la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos

“Actúa siempre con toda justicia” es el tema de la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos que en estas latitudes se celebra del 18 al 25 de enero.

El llamado a la unidad de los cristianos debe resonar cada vez con mayor fuerza en el corazón de todos los creyentes en Cristo. Nadie puede escapar de este desafío que nuestra fe nos propone.

El seguimiento a Jesús nos hace desear y buscar con todas nuestras fuerzas eso que constituye la esencia misma del evangelio: la unidad, seguros que cada elemento de división se puede trascender y superar en la entrega total de uno mismo a la causa del Evangelio (Cfr UUS 1).

Por eso, como todos los años, del 18 al 25 de enero, la Iglesia nos propone unirnos en oración para crecer en la Unidad. En este año el Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos y la Comisión Fe y Constitución del Consejo Mundial de Iglesias nos presenta el tema “Actúa siempre con justicia” tomado del libro del Deuteronomio 16, 18-20 para que podamos vivir más intensamente la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos. Esta semana ha sido preparada por los cristianos de Indonesia quienes encontraron que estas palabras del Deuteronomio hablaban poderosamente a su situación y a sus necesidades. La Iglesia está llamada a ser un anticipo del Reino de Dios, sin embargo, fallamos a la hora de ser signo del amor de Dios para su pueblo. Del mismo modo que la injusticia ha hecho crecer las divisiones que han desgarrado la sociedad en Indonesia, también la injusticia ha alimentado las divisiones en la Iglesia; sin embargo, como cristianos, creemos en el poder de Cristo que por su gracia pone fin a toda injusticia y por su misericordia destruye el pecado que ha sido la causa de nuestra división.

En este año el Papa Francisco preside, en su primer día, en la Basílica romana de San Pablo Extramuros, la celebración de las Vísperas de la I Semana del tiempo ordinario, al comienzo de este tiempo especial en que los cristianos rezan por la unidad.

Buscar la unidad durante todo el año

“¡Pero el nombre de Cristo crea comunión y unidad, no división! Él ha venido para hacer comunión entre nosotros, no para dividirnos. El Bautismo y la Cruz son elementos centrales del discipulado cristiano que tenemos en común. Las divisiones en cambio debilitan la credibilidad y la eficacia de nuestro compromiso de evangelización y arriesgan con vaciar la Cruz de su poder”.

El Señor seguirá salvando y acompañando a su pueblo

Al concluir su homilía del 2018, en la imponente Basílica romana de San Pablo Extramuros, Francisco saludaba a los miembros de todas las delegaciones a quienes alentaba diciéndoles:

“Juntos hemos dado gracias a Dios por lo que ha hecho en nuestras vidas y en nuestras comunidades. Presentémosle hoy nuestras necesidades y las del mundo, confiados en que él, en su amor fiel, seguirá salvando y acompañando a su pueblo en su camino”.