La 34 JMJ bajo el manto de María: el avión del Papa despegó a las 9:51 hora de Roma y llegará a Panamá a las cuatro y media de la tarde hora local.

A las 9:51 hora de Roma despegó el vuelo del Papa Francisco con destino a Panamá para la celebración de la 34° Jornada Mundial de la Juventud. Mientras los jóvenes esperan con fervor la llegada del Sucesor de Pedro, el Pontífice pide en un tweet oración por el “hermoso e importante evento”: «Me voy a la Jornada Mundial de la Juventud en Panamá. Les pido que oren por este evento tan hermoso e importante en el camino de la Iglesia»@pontifex. Esta mañana temprano, encontró en Santa Marta a un grupo de 8 jóvenes refugiados de diferentes naciones huéspedes del Centro Padre Arrupe en Roma.

Se trata de un viaje “en el signo de la fe y de la esperanza”, tal como lo dice el mismo pontífice en el primer telegrama a los jefes de Estados de los países sobrevolados – en este caso Italia- para "encontrar a los jóvenes del mundo" en el país centroamericano.

El Papa visitará una cárcel y un Hogar de jóvenes enfermos 

Dos momentos particulares marcarán el viaje de Francisco: la visita a la cárcel juvenil de Pacora,  y el Hogar del Buen Samaritano, donde encontrará a jóvenes afectados por el virus del sida.

En este viaje además, la dimensión mariana es muy importante, tal como se evidencia en el mismo lema de la JMJ: “He aquí la sierva del Señor; hágase en mí según tu palabra” (Lc 1,38).

El Santo Padre llegará al Aeropuerto Internacional de Tocumen a las 16.30 hora local, y se dirigirá a la Nunciatura Apostólica para descansar, y prepararse para los primeros eventos del día de mañana.

Cómo serán las próximas jornadas

El primero de ellos será la Ceremonia de bienvenida en el Palacio de las Garzas, seguido por la visita al Presidente y el Encuentro con las Autoridades, el Cuerpo Diplomático y Representantes de la sociedad civil en el Palacio Bolívar, en donde pronunciará el primer discurso. Más tarde en la mañana mantendrá un encuentro con los obispos centroamericanos en la Iglesia San Francisco de Asís y a las cinco y media de la tarde presidirá la apertura de la JMJ en el Campo Santa María la Antigua.

El viernes será el día de la Liturgia penitencial con los jóvenes privados de la libertad por la mañana y por la tarde el Vía Crucis con los jóvenes en la Cinta Costera.

El sábado celebrará la Santa Misa con la dedicación del altar de la Catedral Basílica de Santa María la Antigua con los sacerdotes, consagrados y movimientos laicales, y almorzará con los jóvenes en el Seminario Mayor San José. Por la tarde tendrá lugar la Vigilia en el Campo San Juan Pablo II.

El domingo temprano - a las ocho de la mañana- presidirá la Santa Misa para la JMJ y luego visitará la Casa Hogar Buen Samaritano.

El encuentro con los voluntarios – por cierto numerosísimos – tendrá lugar en el Estadio Rommel Fernández a las cuatro y media de la tarde.

El Papa Francisco dejará el país hacia las 18.15 del domingo, tras la ceremonia de despedida en el Aeropuerto Internacional, y llegará a Roma el lunes a las 11.50 de la mañana hora local.