El Santo Padre Francisco ha enviado un telegrama de condolencias al Presidente de la República de Albania.

El Papa Francisco ha enviado un telegrama, firmado por el cardenal Secretario de Estado vaticano Pietro Parolin, al presidente de Albania, Ilir Meta, tras el terremoto que ha destruido el país, provocando decenas de víctimas y numerosos heridos. En la misiva,  Pontífice envía “sus más sentidas condolencias” al jefe de estado albanés y “a las familias de los fallecidos”.  "Encomendando las almas de los difuntos a la misericordia de Dios, asegura a los heridos y a todos los afectados por este desastre su cercanía en la oración". El Santo Padre invoca finalmente “bendiciones de fuerza” sobre el personal de emergencia en sus esfuerzos de socorro” y “confía al pueblo de pueblo de Albania a la amorosa providencia del Todopoderoso”.

La cercanía del Papa a Albania durante la audiencia general

También en el curso de la audiencia general de hoy, el Pontífice saludando en lengua italiana expresó su cercanía y aseguró sus oraciones al pueblo albanés, que está sufriendo en estos días a causa del terremoto que sacudió ayer en particular la zona de Durrës.

Me gustaría enviar un saludo y mi cercanía al querido pueblo albanés que ha sufrido tanto en estos días. Albania fue el primer país de Europa que quise visitar. Estoy cerca de las víctimas, rezo por los muertos, por los heridos, por las familias. Que el Señor bendiga a este pueblo al que quiero tanto.

La situación en Albania

El número de las víctimas del terremoto de magnitud 6.2 que devastado ayer a Albania ha subido a 25, además del número impreciso de dispersos que se encuentran aún bajo los escombros. Se estiman más de 600 heridos. Los daños más graves se han verificado en Durrës y Tirana. Para hoy ha sido proclamado un día de luto nacional en memoria de las víctimas. El temblor principal al que siguieron más de cien réplicas que fueron sentidas en todos los Balcanes tuvo el epicento entre Shijak y Durrës, no muy lejos de la costa e hizo temblar también la capital Tirana. La profundidad del sisma, entre diez y veinte kilómetros, según algunos expertos ha evitado el tsunami, sin ahorrar muerte y destrucción. La más afectada ha sido Durrës, segunda ciudad y puerto principal del País de las Águilas, que sufrió un segundo temblor de magnitud 5.