Los lunes de san José: ¿Qué dicen los Evangelios de él?

La Voz de María desea compartir con Ustedes, en este año consagrado a san José, el espacio "Los lunes de san José", en el cual vamos a conocerlo, esperamos que sea para Ustedes una ayuda para crecer espiritualmente.

En este primer lunes hablaremos ¿qué dicen los Evangelios de san José?

San José aparece en la Biblia en los capítulos primero y segundo de los evangelios de Mateo y Lucas, cada Evangelista le muestra desde diversos aspectos, tanto teológicos como espirituales.

¿Qué dice el Evangelio de san Mateo sobre san José?

San José aparece en el relato de la infancia de Jesús en el Evangelio de san Mateo, su intención es confirmar la mesianidad davídica de Jesús, para ello era esencial la presencia de san José, pues efectivamente él descendía de David. Y solo él, como varón, podía pasar a Jesús ese origen.

Después de superar las dudas con respecto a la gravidez de María (Mt. 1, 19-20) san José impuso el nombre Jesús al recién nacido. Con este gesto, san José se hacía padre de Jesús, ligándolo así a la línea genealógica de David.

También podemos referir a la orden que san José recibe por medio de un sueño, de huir con la familia a Egipto y de volver a establecer su morada en Nazaret. Después de eso y exceptuando eso, una cortina de silencio cae sobre la figura de san José. Nadie más sabrá nada sobre él.

¿Qué dice el Evangelio de san Lucas sobre san José?

San José aparece en la Biblia, en el evangelio de san Lucas, también en los relatos de la infancia de Jesús, pero a partir de María. San Lucas habla del noviazgo de María con san José (Lc. 1,27), del viaje de Nazaret a Belén para cumplir con la orden del censo (Lc. 2,4) y de cómo los padres inician a Jesús en los rituales familiares, es decir: circuncisión, presentación en el templo y, a los doce años, la primera ida oficial de Jesús al Templo de Jerusalén.

¿Cómo era el padre de Jesús según Mateo y Lucas?

La figura de san José debe entenderse a partir de ambas perspectivas (la de Mateo y Lucas) leídas de manera conjunta, pues enriquecen nuestro entendimiento sobre el padre putativo de Jesús. Veamos:

1. Pretenden garantizar el origen davídico de Jesús, y por lo tanto, su validez mesiánica. San José lo hace posible según las leyes y la teología judía.

2. San José personifica, hace presente de manera concreta, la paternidad de Dios (San José impone el nombre de Jesús al niño). Mediante la paternidad asumida por san José, el Hijo del Padre celestial se inserta en la historia humana.

3. San José es llamado en los evangelios “padre de Jesús”, lo que nos muestra su importancia en el plan de salvación. Bien sabido es que en la psicología humana y religiosa, la figura del padre es fundamental. En buena medida, la imagen paterna de Dios que se desarrolle dependerá de la imagen del padre humano. Si Jesús inaugura una nueva forma de nombrar a Dios llamándolo "Abba" (papito), se debe a una relación de extrema ternura con su padre san José.

4. San José es también un “soñador”, uno que recibe la revelación de Dios suspendiendo su juicio, su propio modo de entender el mundo y a Dios, e invitándonos a hacer lo mismo. Ante Dios hay que suspender el juicio y recibir el Misterio con humildad y amor.

Con corazón de padre: así José amó a Jesús, llamado en los cuatro Evangelios ‘el hijo de José‘”, dice el Papa Francisco en su Carta Apostólica Patris Corde.

 

Elaborado por: Cristóbal Flores Borja.