Estudio revela que los cristianos son los más perseguidos del mundo

En su 12° informe anual, el PRC analiza estadísticamente la situación de las restricciones a la práctica religiosa en 198 países y territorios del mundo, en base a políticas y eventos ocurridos en 2019, antes de la pandemia del COVID-19.

El informe reveló que en 2019 se alcanzó el mayor nivel de persecución a personas a causa de su fe, ya sea por parte del gobierno o grupos sociales, en los últimos 12 años.

Concretamente, se estudió la persecución de grupos religiosos mayoritarios como los cristianos, musulmanes, judíos, hindúes, budistas, pero también se incluyeron otras religiones y personas no afiliadas a una religión particular.

De todos los grupos religiosos investigados, los cristianos sufrieron acoso en 153 países, cifra que los mantiene como el grupo religioso más perseguido del mundo desde 2007, año en que el PRC publicó la primera edición de este estudio. Hace 15 años, los cristianos eran perseguidos en 107 países. A los cristianos les siguen los musulmanes, que sufrieron acoso en 147 países en 2019.

El estudio concluyó que si bien han disminuido las cifras relacionadas con hostilidades sociales, que incluyen acoso por la identidad religiosa de una persona hasta violencia perpetrada por grupos religiosos o conflictos sectarios y terrorismo, las restricciones en materia de religión realizadas por los gobiernos alcanzaron su pico más alto.

Las restricciones de los gobiernos del mundo en materia de religión incluyen “leyes, políticas y acciones oficiales que infringen las creencias y prácticas religiosas de grupos o individuos dentro de un país”. Por ejemplo, menciona la interferencia en la prédica, adoración o culto.

Sobre este tema, el estudio señaló que la media global alcanzó en 2019 el nivel más alto desde que el PRC empezó a investigar esta problemática en 2007.

“En total, los gobiernos de 180 países acosaron a grupos religiosos de alguna manera en 2019, por ejemplo, deteniendo a personas por practicar su fe, y 163 gobiernos interfirieron en la adoración”, indicó.

Por otro lado, el informe señaló que entre los 25 países más poblados del mundo, Egipto, India, Pakistán, Nigeria y Rusia tenían los niveles más altos de restricciones en materia de religión.

Dentro de este grupo de países, China, Egipto, Rusia, Irán e Indonesia presentaron los niveles más altos de restricciones provocadas por el gobierno; mientras que India, Pakistán, Bangladesh y Egipto, alcanzaron los niveles más altos de hostilidades causadas por grupos sociales.