Los monaguillos se encontrarán con el Papa Francisco

Los monaguillos del mundo se reunirán con el Papa Francisco, son más de 60.000 jóvenes, de edades comprendidas entre los 13 y 23 años, se están preparando para reunirse con Francisco en la gran audiencia de este 31 de julio en la Plaza de San Pedro, en la culminación de su XII peregrinación internacional que este año se celebra bajo el lema tomado del Salmo 34, 15: «Buscar y perseguir la paz»

Los números

Oficialmente, 19 países participan en esta iniciativa de la CIM (Coetus Internationalis Ministrantium). A la vanguardia Alemania, con 50.000 monaguillos acompañados por el presidente de la Comisión para los jóvenes de la Conferencia Episcopal Alemana, el obispo Stefan Oster, pero también Bélgica, Francia, Gran Bretaña, Croacia, Luxemburgo, Austria, Portugal, Rumania, Rusia, Suiza , Serbia, Eslovaquia, la República Checa, Ucrania, Hungría y los Estados Unidos y dos delegaciones inclusive de Antigua y Barbuda.

"El mundo, marcado por po el nacionalismo, invoca paz con voz fuerte y queremos contribuir a esta causa universal a partir de las generaciones jóvenes para que puedan vivir un mundo sin muros ni barreras", dijo Mons. Ladislav Nemet, presidente de CIM, en la conferencia de prensa de presentación.

El encuentro con el Papa

Hay muchas iniciativas previstas para esta peregrinación internacional que finalizará el 3 de agosto: los jóvenes van a vivir, junto con sus obispos, un programa variado, articulado en celebraciones litúrgicas y oraciones comunitarias, visitas y excursiones, picnics, confesiones y coloquios de vida: más de 300 lugares en Roma albergarán momentos de intercambio. Pero lo más destacado del evento sigue siendo el encuentro, que este año coincide felizmente con la memoria litúrgica de San Ignacio de Loyola y bajo el cielo de San Pedro, con el Papa Francisco.

La mirada también está puesta en el próximo Sínodo de los Obispos dedicado a los jóvenes y la JMJ en Panamá en 2019. Durante la audiencia habrá testimonios, cantos y bailes y serán donados al Papa, de parte de tres ministrantes de Ucrania, EE.UU. y Alemania, insignias de la peregrinación, incluido el típico pañuelo CIM, el único hecho de color blanco, especialmente confeccionado para él.

Comunión y paz

"La peregrinación de monaguillos - añadió el obispo Stefan Oster, presidente de la Comisión de la Juventud de la Conferencia Episcopal Alemana - profundiza la identidad de la fe, fortalece la comunión y muestra a los jóvenes la dimensión global de su servicio. También espero que haga percibir a cada uno de los participantes que el acceso a la liturgia y a la gran comunidad de la Iglesia puede ser verdaderamente esencial para una relación viva de fe y con Cristo". "Estoy convencido - remarcó - que el carácter internacional de esta Peregrinación será una señal importante del entendimiento entre los jóvenes cristianos de todo el mundo. Y espero que muchos de ellos sean levadura de paz y armonía en contra de la discordia y la xenofobia en sus propios países, y en los contextos en que viven". 

Para los chicos que participan también ha sido creada la aplicación "Go Rome" para ver en vivo los acontecimientos de la Peregrinación y compartir ideas, impresiones y también preguntas que dirigir al Santo Padre, en vistas del Sínodo de octubre.